Caracol largo


El caracol descollado ( Rumina decollata ) es un caracol terrestre de una pulgada de largo que es uniformemente de color tostado a marrón claro. Es común que a los adultos se les rompa (descolgue) la punta de su caparazón enrollado.


AMENAZA ECOLÓGICA

Los caracoles descollados son omnívoros y, por lo tanto, pueden ser dañinos o útiles para los paisajes de los jardines. Como depredador, el caracol descollado es útil para el control del caracol de jardín marrón herbívoro. Sin embargo, el caracol descollado también es herbívoro, y si no hay caracoles marrones de jardín u otras alternativas, el caracol descollado puede causar graves daños a las plantas del jardín.


BIOLOGÍA

Los huevos de caracoles descollados se colocan en masa debajo de montones de escombros o en el suelo. Los huevos generalmente eclosionan dentro de un mes después de su puesta si las condiciones son favorables. La naturaleza resistente de los huevos de 1 pulgada permite períodos de incubación más largos si el entorno no es adecuado.


HISTORIA

La introducción del caracol descollado estaba destinada a su uso como control biológico del caracol de jardín marrón ( Cornu aspersum ). El caracol se introdujo por primera vez en el siglo XIX en Charleston, SC.


ORIGEN NATIVO

región mediterranea


UBICACIÓN ACTUAL

Hábitat: Los caracoles descollados se encuentran comúnmente en plantas de paisaje donde se alimentan de otros caracoles y babosas o vegetación.


Distribución

Presente en los EE. UU.: en todo EE. UU., Pero muy concentrado en los estados del sur desde California hasta Pensilvania

Texas: Austin, Abilene, Dallas, San Antonio, río Guadalupe y San Angelo


ADMINISTRACIÓN

Los caracoles Decollate se pueden eliminar fácilmente utilizando una combinación de métodos que incluyen la modificación del hábitat, la recolección manual, la captura, las barreras y el cebo. La modificación de los hábitats puede ayudar a prevenir cualquier tipo de plaga de caracoles mediante la eliminación de escondites como matas de vegetación o montones de matorrales.

Publicar un comentario

0 Comentarios